Estamos leyendo.... La evolución de Calpurnia Tate (Jacqueline Kelly) en Zaragoza

.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

La evolución de Calpurnia Tate...


Evolucionar es abolir la esclavitud, evolucionar es no discriminar a los demás por su género, sexo, creencia, evolucionar, es enfrentarse a condicionamientos sociales preestablecidos que anclados en el porqué sí, porqué ha sido así siempre, limitan las capacidades de los seres y los explotan en beneficio de otros.

Quizás asociamos demasiado evolución y progreso. ¿Siempre todo progreso implica evolución? En apenas 50 años en EEUU se abole la esclavitud, en 1920 se modificará una enmienda para declarar el sufragio femenino, en 1965 podrán votar también los hombres y mujeres negros. Diferencias de raza, sexo-género, de especie evidentes hoy y en todo nuestro pasado.

Entre la guerra de Secesión americana y el movimiento de las mujeres sufragistas, Calpurnia Tate y muchas otras vivirán con el peso de lo que hasta entonces se esperaba de una mujer, dedicación a su casa, limitación de su espacio al ámbito de lo privado y dependencia de un marido. La independencia de éste implicaba la soltería, la soledad.

Plantearse ser científica, no encorsetarse ni hacer propios roles de comportamiento preestablecidos significaba oponerse a unas normas, salir del orden “natural”, mutar....

La industrialización, los importantes cambios económicos y tecnológicos, los cambios fundamentales en el pensamiento que provocarán, entre otros, libros como El Origen de las Especies, en donde claramente se determina que no sólo los cambios biológicos sino también factores ambientales y contextuales influirán en la adaptación, supervivencia y evolución de todos los seres, transforman concepciones establecidas y al igual que en nuestro libro permiten gestar interrogantes ante las injusticias.


No hay comentarios: