Estamos leyendo.... La evolución de Calpurnia Tate (Jacqueline Kelly) en Zaragoza

.

martes, 21 de abril de 2009

Mientras el peregrino mundo siga girando


Comenzamos con esta frase a introducirnos en el mundo de Paul Auster y así acabamos también, con un desenlace amargo. Mientras… todo continúa.

Destinos no controlados por sus protagonistas, azares irremediablemente unidos. Decisiones buenas que miradas con perspectiva se tornan en fatales errores.
Pasados reinterpretados en los que ya es muy difícil atisbar la delgada línea entre realidad y ficción. La memoria juega estas pasadas… ¿Podemos desligarlo? ¿Podemos enfrentarnos a nuestros recuerdos sin imaginación, sin fantasía y sin reinterpretación?

Hay guerras reales, muertes reales, reacciones y momentos que sólo pasan una vez. Su huella dura toda nuestra vida. Parece que Auster quiera ir más allá. Katya no tendría que haber mirado… pero lo hizo y ya nunca será la misma. Titus y una guerra que no le atañe, que no siente como propia, sólo el dinero y la ausencia de perspectivas le motivaron a ir… y no volverá.

En definitiva somos alquimistas de nuestras vidas, magos de nuestro propio discurrir, un ingrediente hay secreto y ajeno. Llamenlo azar.