Estamos leyendo.... La evolución de Calpurnia Tate (Jacqueline Kelly) en Zaragoza

.

martes, 31 de marzo de 2009

Guerra Fría...


Ninguno de nosotros hoy por hoy concebimos la posibilidad, ni siquiera remota, de matar a alguien. Tampoco percibimos la posibilidad del advenimiento de una guerra en nuestro país ni en los limítrofes. Pensamos que esto último sólo ocurre en mundos que no son los nuestros, en esos infinitos mundos que Giordano Bruno ya concibió.

Nuestra situación parece la de una Guerra Fría más que la de un enfrentamiento abierto. Intuimos que pasan cosas pero nos resultan lejanas, encubiertas y dotadas de un misterio algo irreal. Personajes escondidos ante la barbarie de otros, aparentemente alejados de nosotros civiles inmersos en otras cuestiones…

¿Y si nos viésemos en la situación de Owen Brick? ¿Y si actuando en nuestro mundo pudiéramos cambiar atrocidades de otros? ¿Seríamos capaces de ser pequeños héroes? ¿Haríamos algo? ¿Ilusión o desconsuelo ante las cosas?

Incógnitas en la varita de Auster que martillean nuestro presente en busca de respuestas… ¿o no?

martes, 17 de marzo de 2009

Mientras el peregrino mundo sigue girando…


“…Ojalá aprenda que los despreciables actos que los seres humanos cometen en perjuicio mutuo no son simples aberraciones, sino parte esencial de lo que somos.”

Somos, además de en el nuestro, protagonistas en otros mundos, protagonistas en vidas de otros de los que ni tan siquiera sabemos si escriben o no. Dibujamos y concebimos nuestro mundo y en él, pese a todo lo cotidiano, hay ilusiones, caminos diferentes y errores finalmente no cometidos.

Giordano Bruno, filósofo del siglo XVI, ya destacó esto: la posibilidad de que existieran infinitos mundos… imaginados e inaprensibles. Es la imaginación según él, la que nos pone en contacto con lo divino.

La realidad de August Brill, claustrofóbica, dolorosa y cruda, no difiere demasiado de su guerra imaginada pero parece que esta última duele menos. ¿Es acaso menos verdad? ¿Sólo al ser sentida por el propio Brick se nos muestra aberrante?

Ante reflexiones de este orden quizás lo más bello es pensar que sí, que estamos ante la imaginación plasmada de Paul Auster. Sus reflexiones, amargas y dolorosas, se dulcifican gracias a la magia, a un saber muy vinculado a la imaginación y a los sueños.

martes, 3 de marzo de 2009

¿Una carrera?


¿Vivimos en un mundo real o dejamos que la fantasía impregne esta vida nuestra? Este es el reto que plantea Auster.

¿Nuestras vidas son pensadas por otros? ¿Alguien podría concebir hoy en día una guerra civil o no queremos darnos cuenta de que ya existen no tan lejos de nosotros? ¿Podemos pensar en un 11-S que no ha sucedido? ¿Podemos imaginar en cambio una guerra civil en EEUU?

Demasiadas preguntas… Nos hayamos inmersos en una carrera de vallas con obstáculos que sólo podemos afrontar dejando a nuestra imaginación que nos ayude, si y sólo si dejamos a las fantasías volar ante un día a día muy duro.

Una historia dentro de otra. La fantasía de un escritor jubilado materializada y hecha realidad. El fin de una guerra en las manos de un mago: Owen Brik. Una persona arrancada de su propia vida, metida de golpe y porrazo en una guerra para la que él tiene la clave, él puede matar al artífice y al pensador… ¿Y las consecuencias?