Estamos leyendo.... La evolución de Calpurnia Tate (Jacqueline Kelly) en Zaragoza

.

miércoles, 5 de octubre de 2011

Una nueva especie....


Calpurnia Tate tiene once años, es la única chica de siete hermanos en Cadwell una pequeña localidad de Texas. Transcurre el caluroso verano de 1899, dotada de una gran capacidad de observación se pregunta si el calor hace que haya más insectos y logra que salgan las lombrices para la pesca de sus hermanos echando agua en la tierra durante varios días. Su hermano mayor le regala un cuaderno destacando su gran capacidad de observación y la llama naturista. “Persona que profesa las ciencias naturales o que posee de ella conocimientos”. Motivada por esas palabras se propone observar y apuntar aquello que ve. Surgen muchos interrogantes. Ante la falta de respuestas venciendo el miedo pregunta a su abuelo. Éste le insta a descubrirlo por sí misma. Calpurnia buscará las respuestas en El origen de las especies 1859, la obra de Charles Darwin, libro que le prestará su abuelo al enterarse de que no se lo han prestado en la Biblioteca, resulta muy difícil de entender para ella.

Las charlas, excursiones en busca de espécimenes, los ratos en la Biblioteca con su abuelo le enseñarán la importancia de la observación y del método para poder llegar a conclusiones fidedignas.

Le mostrará también las principales teorías que en él se defienden y que convulsionaron todo el saber. Cómo la naturaleza descarta a los más débiles frente a los más fuertes, millones de dramas se suceden en nuestro mundo observando esto. Cómo mutaciones aparentemente insignificantes pueden determinar la supervivencia o no de los seres. Cómo pequeños cambios pueden alterar el orden de las cosas. Cómo el hombre pese a su inmenso poder forma parte de un todo al que también es totalmente aplicable la ley de la selección natural. La importancia de la disciplina, la necesidad por ello de autosuficiencia, de objetividad y crítica. Quizás a ser una nueva especie, menos orgullosa, menos antropocéntrica, más humilde con todos los demás seres.

No hay comentarios: