Estamos leyendo.... La evolución de Calpurnia Tate (Jacqueline Kelly) en Zaragoza

.

lunes, 29 de marzo de 2010

¿Quién es el culpable? ¿Quién el responsable?


A lo largo de nuestra historia los hechos susceptibles de ser juzgados han cambiado, con ello también los ámbitos de actuación de la justicia. De forma paralela a la implantación de una ley, la sociedad debe ser capaz de adoptar estructuras que permitan la ejecución de ésta y no siempre es fácil ni así.
Los derechos de los más pequeños son un ejemplo de lo expuesto anteriormente. Muchas veces las estructuras o no son suficientes o la intervención de la justicia llega tarde. Y aquí la paradoja que Camilla Läckberg nos plantea desentrañando la mentira, la crueldad, la maldad humana en sus más despiadadas formas. Si a Jan Morin, luego Lorentz, sus padres, toxicómanos sin escrúpulos, lo hubieran llevado al hospital por una paliza o por algún síntoma físico de los abusos cometidos contra él, igual, hubieran podido evitar que éste incendiara su casa y quemara a sus padres vivos. Pero ¿Quién lo hubiera podido evitar? ¿Quiénes son los responsables? Muchas veces los distintos sectores del sistema se hunden en papeles y dejan de mirar de cara a los verdaderos afectados y entonces, ¿quién es el culpable?
¿Qué tiene esto que ver con Alex? El principal sospechoso, Anders ha aparecido muerto en su casa, colgado. Dan es la persona que estaba con Alex, de quién ella esperaba un hijo. No lo sabía. Se entera cuando Erica lo descubre y lo incita a contarle la verdad a su mujer, Pernilla. Nos acercamos a las respuestas.
La otra cara, el amor.

No hay comentarios: